Estás aquí
Inicio > Ejército Estados Unidos > Aspectos que hacen a un controlador de combate un operador mortal.

Aspectos que hacen a un controlador de combate un operador mortal.

Los mortales controladores de combate.

Generalmente, los operadores militares que se dedican a las ejecuciones especiales son aquellos que constantemente tienen la acción de participar como controladores de combate. Estos, pertenecientes a la Fuerza Armada y entrenados de forma dedicada para saber apoyar a cada uno de los operadores especiales, se basan en realizar misiones, las cuales van detrás de las líneas enemigas pero que condicionan a determinar un excelente desafío.

Asimismo, los operadores que forman parte de la Fuerza Aérea no suelen ser tan conocidos, magnificando una reputación de impacto que van asociándose como intelectuales y a su vez como peleadores.

Los controladores de combate están al mismo tiempo capacitados para funcionar como
controladores de tránsito que ejecutan acciones en grupo, de ataque terminal y que además pueden dirigir el tráfico aéreo de forma amigable, cumpliendo los objetivos terrestres directamente desde los aviones.

Cada uno de los controladores puede decidir dónde disparar, dónde volar y cuáles serán los helicópteros de ataque que deben tanto entrar, como salir en el centro donde se encuentran los objetivos a atacar, respectivamente.

Para ejecutar cada una de las misiones planeadas por los controladores de combate, los equipos van avanzando a medida que utilizan una radio, útil para mantener el máximo contacto con cada uno de los compañeros activos aéreos que han sido asignados a la totalidad de la misión.

Los controladores de combate, al acercarse a un objetivo van comunicándose directamente con los otros compañeros que al igual que ellos se encuentran desde las otras extensiones del cielo, afirmando a cada piloto las ubicaciones de los objetivos que necesitan ejecutar con inmediatez.

Ellos, van tomando muchas acciones en conjunto para los objetivos terrestres, utilizando todo tipo de armas asociadas al radio de los aviones, resultando mucho más factible que encontrarse directamente al ras del suelo en sus presencias.
Por otro lado, estos militares especiales constantemente van practicando movimientos de disparo en el rango de la extensión en la que se deben ubicar ciertamente, desplegándose hasta que todos se tornen como equipos de control de la fuerza Aérea que conducen operaciones especiales, haciendo que sean percibidos como operadores netamente mortales.

La conexión de todos los controladores de combate que se encuentran activos en las misiones, van manejando toda la conducción del campo de batalla ejerciendo lo que se conoce como vigilancia en tiempo real, asumiendo además las descripciones directas de lo que van viendo en el campo terrestre y así mantener al tanto a cada uno de los comandantes de misión.

Comments

comments

Top